Una nueva especie pasta en la dehesa extremeña. Una raza vacuna de origen japonés con hechuras parecidas a las del toro bravo. Desde 2012 el wagyu se cría en las faldas de la Sierra de Gata, cerca de Santibáñez el Alto. Un animal que da jugosos chuletones de sabor único. Por algo es una de las carnes más selectas, célebres y cotizadas del mundo” así comienza el artículo publicado al respecto en el diario digital hoy.es, donde también hacen referencia a que “Mantienen un acuerdo con la empresa Jamones y Embutidos Sierra de Monfragüe. Ellos producen sus embutidos. Chorizo, salchichones y cecina se venden loncheados y envasados al vacío. «Incluyo hemos llegado a hacer patatera de wagyu».

IMG-20140710-WA0001

Advertisements